Píldoras Cervantinas (2): la misteriosa gordura de Sancho

 

¿Está gordo Sancho Panza?

No es una cuestión de calcular su Índice de Masa Corporal.

Todos conocemos a Sancho Panza e incluso los niños reconocen la silueta redondeada del labrador reconvertido en escudero de Don Quijote. Cualquier edición ilustrada del libro de Cervantes nos presenta a Sancho como un hombre bajito y panzudo, dificultosamente subido a su asno.

Sin embargo, esta imagen no tiene nada que ver con el personaje que escribió Cervantes. En todo el texto de la novela existen referencias a las ganas de comer de Sancho, pero en ningún momento se le describe como grueso. Tampoco se señala que sea especialmente bajo de estatura: al contrario, el libro indica que se le llamaba por el sobrenombre de Sancho “Zancas” por ser especialmente piernilargo.

¿En qué momento engordó Sancho Panza?

El contraste físico entre el enjuto Quijote y su mullido compañero procede de las ediciones ilustradas. Ese contraste ha dado mucho juego a los artistas que han puesto en imágenes la obra de Cervantes. Especialmente los famosos grabados de Doré (arriba) ayudaron a consolidar en el imaginario colectivo el aspecto de los dos personajes, saltándose incluso el texto cervantino original.


 

Fuente
Francisco Rico, Tiempos del Quijote, 2012.

Imagen de encabezamiento
Don Quijote y Sancho representados por Gustave Doré [Wikipedia]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: