Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El estilo de Caravaggio fue uno de los grandes éxitos del primer barroco. La aplicación del claroscuro como elemento de gran dramatismo convirtió al genio lombardo en el referente de varias generaciones de pintores europeos y llegaría a marcar prácticamente toda la pintura del siglo XVII. Su influencia se sintió con especial intensidad en el norte de Europa, como nos recuerda la actual exposición temporal del Museo Thyssen-Bornemisza, así como en Italia y España.

Muchos de los pintores caravaggistas llegaron a ser, a su vez, grandes estrellas de la pintura, de manera que la influencia del lombardo acabó por extenderse a todos los rincones del mundo pictórico del barroco.

El Barroquista propone un ranking de siete grandes maestros cuyo estilo debe mucho al arte de Caravaggio.

 

7. Hendrick Ter Brugghen (1588 – 1629)

Brugghen_Pilate

¿Quién era?

El más veterano de esta lista y uno de los primeros caravaggistas del importantísimo foco de Utrecht, Ter Brugghen se formó con Abraham Bloemaert. Rubens le consideraba el mejor de los pintores de esta escuela, quizás porque desarrolló un estilo personal que no era plenamente tenebrista, mientras que Rosenberg le tenía por el más inspirado de todos ellos, capaz de combinar la inspiración propia con lo aprendido en la obra de Caravaggio.

Hendrick_ter_Brugghen_-_The_Incredulity_of_Saint_Thomas_-_WGA22166

¿Por dónde le llegó la influencia de Caravaggio?

Nacido antes que el resto de caravaggistas holandeses, Ter Brugghen fue de los primeros en llegar a Roma. Estaba en Italia en 1604 y se quedó hasta 1614, así que pudo haber tenido contacto con el propio Caravaggio en persona. No sólo adoptó elementos de su arte, sino que también trabajó muchos de los temas que el maestro había pintado, dándoles su enfoque personal.

Saint Sebastian Tended by Irene, by Hendrick ter Brugghen

¿Qué aporta de especial?

La pintura de Ter Brugghen tiene una especie de síntesis de estilos. Se aprecia la influencia de Caravaggio pero sin llegar a abandonar un cierto manierismo. Del genio lombardo aplica con gran éxito la monumentalidad de las figuras, con composiciones que fuerzan el encuadre, acercando el sujeto al espectador y dándole gran solemnidad. No obstante, en ocasiones sus poses son más forzadas y escenificadas, restándole a los cuadros fuerza dramática. Tuvo una considerable influencia en grandes maestros del Barroco como Rembrandt o Vermeer.

Hendrik_ter_Brugghen_-_Het_duet

Sus obras maestras

Las cuatro pinturas que ilustran este artículo son buena muestra de su trabajo: el Pilatos de Lublin, el Santo Tomás del Rijks, el San Sebastian de Ohio y El Dúo del Louvre sirven para hacerse una buena idea de su maestría y de los elementos de su arte que influyeron posteriormente en pintores flamencos y holandeses de varias generaciones. También son excelentes El flautista de Kassel y La vocación de San Mateo del Museo Central de Utrecht.

 

6. Simon Vouet (1590 – 1649)

Simon_Vouet_-_David_with_the_Head_of_Goliath_-_Google_Art_Project

¿Quién era?

Vouet es uno de los pintores emblemáticos del barroco francés. Aunque fue conocido como pintor clasicista, el gran maestro parisino tuvo una fecunda juventud como caravaggista, antes de ajustar su estilo al gusto dominante en Francia. En su época tenebrista, calcaba las composiciones costumbristas (abajo) y los juegos de luces teatrales (arriba) propios de los seguidores de Caravaggio.

Vouet,_Simon_-_The_Fortune_Teller

¿Por dónde le llegó la influencia de Caravaggio?

Entre 1615 y 1627 vivió y trabajó en Italia. Allí asimiló diferentes estilos de grandes creadores transalpinos, entre ellos el tenebrismo de Caravaggio y sus seguidores, que estaba muy de moda en los círculos artísticos de ese tiempo.

Simon_Vouet_-_Saint_Peter_Visiting_Saint_Agatha_in_Prison

¿Qué aporta de especial?

Lo más interesante de Vouet es la equilibrada combinación entre caravaggismo y clasicismo que se puede observar en muchas de sus obras. Podemos decir que es el caravaggista más “domesticado”, manteniendo siempre un pie en las convenciones del estilo barroco más clásico, pero sin rechazar aportaciones de Caravaggio como el claroscuro, el dramatismo (aunque contenido) o la monumentalidad de las figuras. Resulta un juego interesante rastrear los guiños al caravaggismo dentro de su obra, pues a veces no son tan fáciles de detectar ni tan obvios como en los cuadros del resto de artistas de esta lista.

Simon_Vouet_-_Sophonisba_Receiving_the_Poisoned_Chalice_-_WGA25358

Sus obras maestras

En realidad, pocas de las obras maestras de Vouet se corresponden con su época caravaggista, aunque el impacto de este estilo nunca desapareció del todo, ni siquiera en su etapa clasicista. Las cuatro pinturas seleccionadas para ilustrar este texto son buenos ejemplos de su hacer en el estilo del maestro. Son, por orden, David con la cabeza de Goliat (Musei di Strada Nuova, Génova), La Buenaventura (GNAA, Roma), Santa Ágata visitada en la cárcel por San Pedro (ex-colegio de los Jesuitas, Palermo) y Sofonisba recibiendo el cáliz envenenado (Museumslandschaft Hessen Kassel).

 

5. Dirck van Baburen (1595 – 1624)

The crowning with thorns, by Dirck van Baburen

¿Quién era?

Artista de carrera meteórica y muerte prematura, se formó con Paulus Moreelse antes de irse a Roma, donde se labró un buen nombre. Junto a Hendrick Ter Brugghen y Gerard van Honthorst formó el núcleo de la Escuela de Utrecht. Su fulgurante carrera y temprano fallecimiento provocó que cayese en el olvido hasta prácticamente el siglo XX.

Dirck_van_Baburen_001

¿Por dónde le llegó la influencia de Caravaggio?

Al igual que la mayoría de los caravaggistas holandeses, viajó a Roma, aunque en su caso este viaje está perfectamente documentado. Allí estuvo activo entre 1612 y 1615, colaborando con su paisano David de Haen para realizar las decoraciones de la capilla de la Piedad en San Pietro in Montorio. Estaba muy implicado en los círculos artísticos romanos y trabajó para Scipione Borghese y Vincenzo Giustiniani, los mismos mecenas que protegieron a Bernini y Caravaggio. Dicho de otro modo, estuvo en el lugar adecuado en el momento preciso.

(c) York Museums Trust; Supplied by The Public Catalogue Foundation

¿Qué aporta de especial?

Es como una versión descafeinada de Caravaggio. Tiene todos sus elementos compositivos: escorzos violentos, figuras monumentales que ocupan todo el campo visual, iluminación dirigida con el objetivo de acentuar el dramatismo… Sus cuadros son un catálogo de caravaggismos a la carta. Utilizando un lenguaje de hoy, podría decirse que es la “marca blanca” del gran genio lombardo. Eso lo convierte en un pintor interesante. Por una parte, para ver qué elementos tomaba del maestro. Por otra, como vehículo de transmisión de esos elementos a otros pintores. Por otra parte, fue uno de los primeros en popularizar los cuadros con músicos o jugadores de cartas, que serían un gran filón para todos los caravaggistas del norte.

Opnamedatum: 2008-09-05

Sus obras maestras

La alcahueta de Boston ha sido un cuadro muy influyente, entre otras cosas porque la familia del gran Vermeer poseía un ejemplar del mismo. De hecho, el cuadro de Baburen aparecía reproducido en varios cuadros del genio de Delft, entre ellos la Mujer sentada tocando la espineta de la National Gallery y el desaparecido Concierto, robado en 1990 del Isabella Stewart Gardner Museum.

 

4. Georges de La Tour (1593 – 1652)

Georges_de_La_Tour_016

¿Quién era?

Pocos artistas han sido capaces de representar visualmente la noción de silencio como Georges de La Tour. Famoso y muy exitoso en su tiempo, este pintor francés fue completamente olvidado hasta el siglo XX. Diversas exposiciones internacionales, como la reciente del Prado, le han devuelto a la primera línea de la pintura barroca, con todo merecimiento.

Ciego_tocando_la_zanfonía_(Georges_de_La_Tour)

¿Por dónde le llegó la influencia de Caravaggio?

Probablemente, a través de los tenebristas de Utrecht, como Gerard van Honthorst. Al igual que éste, La Tour no es un tenebrista puro, sino que en muchas ocasiones va a aplicar de manera muy efectiva el método de introducir un foco de luminosidad dentro del propio cuadro (normalmente una vela) desde el cual irradiar una luz tenue y delicada a todas las figuras y cuerpos representados.

7 san jero

¿Qué aporta de especial?

Quietud. Silencio. Solemnidad. Textura. Hay que ver sus cuadros en directo para poder disfrutar de una capacidad de representación de las calidades y materiales al alcance sólo de unos pocos maestros como Velázquez o Rembrandt. Las telas de sus cuadros son una lección magistral de arte pictórico. La textura de la piel del recién nacido (abajo), vista de cerca, es de una sutileza en el dominio de las luces inimaginable.

The New-born, by Georges de La Tour


Sus obras maestras

Todavía conocemos pocos cuadros de La Tour (unos cuarenta cuadros confirmados de su mano) y es previsible que con el tiempo vayan aflorando más pinturas suyas, ya que en el pasado se le confundía con otros pintores como Zurbarán. De momento, entre sus obras seguras se cuentan maravillas como las que acompañan este texto: La buenaventura (Met), Ciego tocando la zanfoníaSan Jerónimo leyendo una carta (Prado) y el colosal Recién nacido de Rennes, que es una de las más impactantes y técnicamente deslumbrantes obras jamás pintadas en el estilo tenebrista.

 

3. Artemisia Gentileschi (1593 – 1654)

800px-Self-portrait_as_the_Allegory_of_Painting_by_Artemisia_Gentileschi

¿Quién era?

La única mujer de esta lista, es una de las grandes celebridades del Barroco. Famosa por ser una de las primeras mujeres artistas cuyo nombre goza de cierta fama en la actualidad, y por su accidentada vida, esta perspectiva de género no ha contribuido demasiado a valorar su obra en su justa medida: Artemisia era una pintora sensacional e innovadora y merece ser conocida no por ser una mujer artista, sino por ser una de los grandes genios de la pintura del XVII.

Nacimiento_de_San_Juan_Bautista_(Artemisia_Gentileschi)

¿Por dónde le llegó la influencia de Caravaggio?

A través de su padre Orazio, también pintor, que fue uno de los principales seguidores de Caravaggio y cuyas obras se confunden habitualmente con las de su hija. Su padre tenía relación directa con el maestro, de manera que es una de las pocas que podía presumir de haber recibido la influencia directamente de la fuente original.

Artemisia_Gentileschi_-_Giuditta_decapita_Oloferne_-_Google_Art_Project-Adjust

¿Qué aporta de especial?

Sus primeras obras fusionaban el influjo de las dos escuelas dominantes de la pintura de principios del XVII en Italia: por un lado Caravaggio y por el otro Carracci. Sin embargo, la impronta caravaggista estaba muy asimilada en su forma de tratar los temas. Nadie como Artemisia llegó a entender y adoptar el dramatismo extremo y la tensión narrativa de la pintura del maestro. Algunas de sus obras, como la Judith (arriba) reflejan una violencia que sólo se pueden encontrar en ella y en el propio Caravaggio, mientras que la monumentalidad de las figuras (abajo) también es un rasgo propio de la pintura del maestro, que ella adoptaba a la perfección.

Gentileschi_judith1

Sus obras maestras

La violentísima Judith de Artemisia, de la que existen dos versiones (en Capodimonte y los Uffizi) es, sin duda, su cuadro más destacado en el estilo expreso de Caravaggio, siendo prácticamente una versión directa de la magnífica Judith del maestro. Su Magdalena, de la que existe una versión en la catedral de Sevilla, es otra composición estelar de esta pintora excepcional.

 

2. Gerard van Honthorst (1592 – 1656)

Mocking of Christ Gerard van Honthorst

¿Quién era?

Probablemente, este artista con nombre de lateral de la selección holandesa de fútbol sea el mejor pintor de la Escuela de Utrecht, ciudad en la que nació y murió. Van Honthorst gozó de un notable éxito como pintor durante su carrera, tanto en su juventud caravaggista como en su estilo de madurez, ya alejado del tenebrismo.

V0012122 A tooth-drawer in his practice extracting a tooth from a sea

¿Por dónde le llegó la influencia de Caravaggio?

Siendo muy joven, Van Honthorst se marchó a Roma, como otros maestros holandeses, y allí aprendió el estilo de Caravaggio, que aplicó con éxito durante sus años de juventud. Curiosamente, es uno de esos caravaggistas que sólo lo fueron durante un tiempo, ya que la segunda etapa de su carrera tiene muy poco que ver con el tenebrismo, experimentando un cambio radical para seguir los gustos de la clientela holandesa. El que paga, manda.

Gerrit_van_Honthorst_-_De_koppelaarster

¿Qué aporta de especial?

Al igual que Georges de La Tour, Gerard van Honthorst no es un verdadero tenebrista, sino un luminista: introducía un foco de luz artificial perfectamente identificado en la pintura (una vela, una lámpara…) que se usaba como iluminación de toda la escena. Alcanzó un virtuosismo muy notable en el uso de este recurso, sólo comparable al del citado La Tour. A diferencia del francés, sus formas son más suaves, la luz más neutra, con texturas más homogéneas y composiciones algo “congeladas”. Su facilidad para resolver este tipo de nocturnos le valió el sobrenombre de “Gherardo della Notte”. La otra gran diferencia con la obra que conservamos de Georges de La Tour radica en que Van Honthorst explotaba el gusto por la anécdota que tanto gustaba a los clientes holandeses, de manera que muchos de sus cuadros en estilo caravaggista representan escenas de taberna festivas, muy alejadas de la sobriedad del lorenés o del dramatismo extremo de Caravaggio.

Gerard_van_Honthorst_-_Christ_before_the_High_Priest

Sus obras maestras

Las principales obras maestras de Gerard van Honthorst son La alcahueta de Utrecht, La Negación de Pedro de Toulouse, el violinista del Rijks o las magistrales escenas de la vida de Cristo que ilustran este artículo, conservadas en el LACMA y en la National Gallery. Algunas de sus pinturas fueron muy difundidas en grabados, dándole a conocer como artista más allá de las fronteras holandesas.

 

1. José de Ribera (1591 – 1652)

José_de_Ribera_San_Andrés

¿Quién era?

Ensombrecido por la grandeza de Velázquez y la fama de Zurbarán y Murillo, el hecho de que desarrollase su carrera en Italia ha servido, injustamente, para rebajar su papel como gran estrella de la escuela barroca española. Valenciano de Xàtiva, Ribera es un titán de la pintura y, sin lugar a dudas, el mejor de todos los pintores caravaggistas. Con el impacto de su talento forjó la escuela napolitana de pintura y llegaría a influir a todos los grandes pintores del XVII (y a muchos del XIX). Un fuera de serie.

José_de_Ribera_054

¿Por dónde le llegó la influencia de Caravaggio?

En Italia mismo, a donde el artista setabense llegó de adolescente y donde pudo conocer en directo el arte de los muchos seguidores e imitadores de Caravaggio. Siguió el recorrido vital del maestro, al que pudo llegar a conocer en persona, antes de asentarse en Nápoles. Desde allí, lo Spagnoletto se convirtió en uno de los pintores más famosos de Europa, especialmente a través de sus grabados.

Juicio_de_Salomón

¿Qué aporta de especial?

Sus primeras composiciones caravaggistas van a reproducir con gran fidelidad el estilo del maestro, llegando a parecidos sorprendentes tanto en las composiciones como en las propias poses de las figuras (ver arriba el Juicio de Salomón de la Borghese). Poco a poco Ribera comenzará a desmarcarse, añadiendo al estilo aprendido un creciente realismo, descarnado y crudo, que llega a superar al propio Caravaggio (ver abajo el Sileno ebrio). Esa mezcla del tenebrismo caravaggesco con el típico realismo español le convierte en un personaje destacado en la Historia del Arte. De todos los pintores de esta lista, es el único que puede rivalizar con el gran genio lombardo en excelencia técnica. Las manos de Ribera eran capaces de los más prodigiosos matices y texturas.

Sileno_borracho

Sus obras maestras

Los cuadros de Ribera se cuentan por obras maestras, de manera que es imposible destacar solamente una pequeña selección. Además de los cuatro cuadros que acompañan esta reseña, se pueden mencionar algunas joyas como La mujer barbuda, el San Andrés de Girolamini o el Sueño de Jacob del Prado. En realidad, prácticamente todas las obras de su mano alcanzan la maestría, y esto es mucho decir, porque se trata de uno de los pintores más prolíficos del Barroco. Los grandes museos del mundo están repletos de obras de Ribera… por suerte para nosotros.

 


Fuentes del artículo
A.Blunt, Arte y arquitectura en Francia 1500-1700, Cátedra, Madrid, 1998.
J. Rosenberg, S. Slyve y H. ter Kuile, Arte y arquitectura en Holanda 1600-1800, Cátedra, Madrid, 1981.
H.Vlieghe, Arte y arquitectura flamenca, 1585-1700, Cátedra, Madrid, 2000.
VV.AA., Georges de la Tour (catálogo exposición), Museo del Prado, Madrid, 2015.

Fuentes online
Museo del Prado
Rijksmuseum
The National Gallery
Wikipedia

 

[Todas las imágenes prodecen de Wikipedia]